Sobre el robo del patrimonio y la migración ilegal.

La imagen puede contener: 2 personas, personas sentadas
En la década de los 50 el micólogo aficionado y banquero norteamericano Robert Gordon Wasson descubrió en Oaxaca México de la mano de la hoy conocida y desaparecida chamana María Sabina las propiedades de los hongos mágicos, que una vez aislado su principio activo en laboratorios de Estados Unidos se descubrió entre muchas sustancias la psilocibina, un psicoactivo utilizado en la actualidad en determinadas patologías psiquiátricas.
Robert Gordon Wasson era vicepresidente de JP Morgan, uno de los bancos internacionales más poderosos. María Sabina vivió y murió en la indigencia, no recibió compensación alguna. Anualmente estos laboratorios reciben enormes beneficios por estas sustancias sin que llegue ni un céntimo al pueblo de Oaxaca.
Actualmente podemos encontrar en numerosos paises, España por ejemplo, publicidad de Ayahuasca como una moda, además de que es un fraude y no se trata de la Ayahuasca verdadera (esta no es una planta sino una mezcla) es un robo patrimonial al pueblo indígena de la amazonía.
En las selvas de Ecuador en la actualidad algunos laboratorios de Estados Unidos realizan viajes de exploración y captura de raros ejemplares de ranas en vías de extinción cuyo veneno es usado en quimioterapias contra el cáncer, extráñamente una vez obtenido el fármaco no se le facilita de forma gratuita a los enfermos ecuatorianos sino que su precio es desorbitado.
Todos estos lamentables ejemplos han pasado y pasarán en la historia de la humanidad como modelos de próceres y nó como lo que en realidad son, ladrones del patrimonio ajeno que crean pobreza allá donde viajan pero luego pertenecen a sociedades que son treméndamente escrupulosas con sus fronteras en lo que reciben pero a cambio no en las ajenas y lo que toman en otros países.

No hay comentarios:

Publicar un comentario